Salte la navegación

Por las noches me pierdo en mis reflexiones, en la noria de ilusiones perdidas y sentimientos. En la montaña rusa del fracaso. En el laberinto de decepciones personales, en los espejos que deforman mi futuro y mi presente.

Ay! Si tuviera un botón para apagar las emociones. Y si pudiera solo con cerrar los ojos hacer a todos felices. Si pudiera decir adiós a la nostalgia, a la agonía, a los miedos, a las pesadillas. Si pudiera vivir feliz de nuevo, respirar por completo. Si el corazón no latiera a contratiempo. Y si pudiera dormir durante meses, atada a una cama, aunque fuera atiborrada de pastillas.

Si tuviera capacidad para ver el mañana, y ver que todos sonreímos. Si tuviera valor para cambiar la historia y para pensar que no todos los finales son tristes. Si pudiera ayudar a todo el mundo, y comprar la felicidad que con los años se ha perdido. Si quisiera dejar de soñar despierta, conformarme con solo una vida, emprender un viaje y llegar a mi destino, y bajar del coche cuando la playa comienza, ante la inmensidad del mar que me susurra al oído que ya no soy. Que ya no duele. Que ya me he ido. Que ya no estoy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: