Salte la navegación

Monthly Archives: enero 2018

Por las noches me pierdo en mis reflexiones, en la noria de ilusiones perdidas y sentimientos. En la montaña rusa del fracaso. En el laberinto de decepciones personales, en los espejos que deforman mi futuro y mi presente.

Ay! Si tuviera un botón para apagar las emociones. Y si pudiera solo con cerrar los ojos hacer a todos felices. Si pudiera decir adiós a la nostalgia, a la agonía, a los miedos, a las pesadillas. Si pudiera vivir feliz de nuevo, respirar por completo. Si el corazón no latiera a contratiempo. Y si pudiera dormir durante meses, atada a una cama, aunque fuera atiborrada de pastillas.

Si tuviera capacidad para ver el mañana, y ver que todos sonreímos. Si tuviera valor para cambiar la historia y para pensar que no todos los finales son tristes. Si pudiera ayudar a todo el mundo, y comprar la felicidad que con los años se ha perdido. Si quisiera dejar de soñar despierta, conformarme con solo una vida, emprender un viaje y llegar a mi destino, y bajar del coche cuando la playa comienza, ante la inmensidad del mar que me susurra al oído que ya no soy. Que ya no duele. Que ya me he ido. Que ya no estoy.

Anuncios

Queridos Reyes Magos, necesito vuestra magia.

Este año quiero sonrisas, las suficientes para iluminar el mundo. Quiero tiempo, quiero vida. Quiero ser libre para ser yo misma, rodeada de luz y de alegría. Quiero besos, y abrazos, de los que se dan de corazón y con el alma, de esos que empiezan con un te quiero y que nunca terminan. Pido valentía, para afrontar con paso fuerte cada día. Pido salud, para poder disfrutar de Daniel y de toda mi familia. Quiero esperanza, y coraje, y tesón, y fortaleza, y quiero un hechizo especial que haga desaparecer mi inseguridad y mi cobardía. Quiero personas leales a mi lado, mis amigos de siempre, los que sé que se verdad me quieren, los que son para toda la vida. Pido que se pare el reloj durante los días de fiesta, y ya que me pongo a pedir, pido más horas de noche y más de siesta. Quiero despertar feliz cada mañana, y dormir cuando cae el sol bien caliente y arropada. Quiero que os llevéis las nubes que de vez en cuando me acompañan. Quiero una vida, llena de vida. Quiero un corazón fuerte, inquebrantable. Quiero un millón de emociones nuevas cada día, y que yo misma me sorprenda con mi propia osadía. Quiero un espejo mágico, un cajón desastre. Quiero música, quiero libros, quiero paz, sol, agua y aire.

Queridos Reyes Magos, sé que pido demasiado… Pero sed buenos conmigo, concededme este regalo.