Skip navigation

Mañana llega tarde y lento; permanece aún escondido entre las sombras, aguarda callado a que lleguemos, el mañana que esperamos, el que ayer deseé, el que tendremos.

Soñaré con un mañana que ya asoma, entre el duermevela de esta dulce noche. Viviré por y para mañana, por recibir el amanecer entre las calles, por comenzarlo a tu lado, en soledad, tú y yo y nadie, respirando ambos al compás del mismo aire.

No podré esperar hasta mañana, estúpida niña impaciente; sólo he de cerrar los ojos y este hoy me traerá el mañana, pero los fijo abiertos si estás conmigo, alargando el tiempo, saboreando cada palabra, imaginando que nuestro sol saldrá mañana, y soportando esta ansiedad hasta que llegue el alba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: