Skip navigation

Si escribo de día en tu espalda, las palabras que en lo más profundo de la noche al caer desaparecieron, comprenderás lo que te quiero decir pero no puedo.

Si me pierdo entre tu boca, buscando el rumbo de Marte entre estas líneas vacías, una explosión estelar alterará para siempre tu vida y la mía.

Si hoy abandono mis sueños, los que desde hace años me acompañan, quizá despierte en una piel diferente, que ni siente, ni te extraña.

Avanzando lentamente, por las calles aún vacías, observo allí muy a lo lejos el eco de un espejismo que me atrae; que me rescata; me oculta el sol y el abismo. Y me acerco, y sí, me quemo, y me caigo sin remedio, y el vértigo me acompaña vestido de espanto y miedo. ¿Dónde duermen hoy las musas, que en mi cabeza susurraban y que ahora no las encuentro? ¿Dónde vive la hechicera que un día nació conmigo y que en los últimos años se disolvió en mil cenizas de tanto mirar al fuego?

Retrocedo, voy, no puedo. Adelanto, estoy, regreso. Ven, cógeme de la mano y arrástrame hasta mi infierno. Abro, juego, pierdo, cierro. Dime dónde está el camino, dime, ¿lo busco, o me pierdo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: