Skip navigation

Hoy me he despertado a una hora cualquiera, en mi cama de siempre, como si hoy fuese un día corriente.

Después he subido tres montañas, me he tumbado en una nube salpicada de estrellas, he buceado en las profundidades de la Tierra. He luchado con dragones, he vencido a las tinieblas; he cambiado mis palabras por espadas de madera. He tomado decisiones que darán la vuelta al mundo, he sufrido decepciones, he despertado de golpe, pero soy fuerte guerrera y nunca jamás me hundo; he visto que quien te ignora no merece ni un segundo. Y así continúa mi vida, entre hojas secas y arcoiris, buscando que cada día cuente, que cada segundo inerte cobre vida entre mis letras, y alcanzando así las metas volveré al hogar de siempre, que en un día como este, acogedor me aguarda entre el silencio y el ruido; condenando a cada día tan igual, tan diferente, al más absoluto olvido. Un día cualquiera: yo, vivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: