Skip navigation

Aligeraré mis días entre mis letras, intercambiando la obligación de los libros de texto por la levedad de mis escritos; liberando de historias mi cabeza, que mecanografía en el aire la película de mi otra vida mientras yo me despierto, pienso, leo, corro, respiro, como, sueño, vivo, imagino y duermo.

Tacharé de gris oscuro cada frase, las que me delatan y me matan, las que me arrancan sonrisas ilícitas y sueños prohibidos mientras el día avanza entre los monótonos vaivenes de la existencia que se doblega ante la confortabilidad de esta calma, la que me regala grandes momentos de felicidad infinita y periódicos arrebatos de pasión contenida, atados con un lazo de seda de color plata.

Exageraré hasta la locura, porque qué tedioso sería ceñirse a narrar los hechos sin engrandecerlos, y usaré con cautela las peligrosas metáforas, pues respeto a Milan Kundera cuando asegura que con las metáforas no se juega; no sea que nazca de ellas un absurdo sentimiento que descomponga mis días y me obligue a soltar amarras en este barco que es mi vida.

¿Me contendré durante una hora, una semana, un año, un mes… o quizá explote sin más y me rebele de una vez? ¿Tú qué crees?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: