Skip navigation

Déjame arrastrarte hasta el vacío;

hasta el lugar donde el sol despierta, el lugar que te recuerda a cuando eras niño.

Déjame llevarte hasta el fin del mundo;

allí donde la noche es más fría y el sueño es mucho más profundo.

Ven conmigo, que te llevo al paraíso.

Escapemos de este lugar incomprensible y huyamos hacia lo imprevisto.

Ven conmigo, al lugar en el que nunca hay prisa;

donde el silencio enmudece, donde el paisaje, es poesía.

Déjame arrastrarte hasta la tierra prometida.

Donde los sonidos duermen. Las estrellas no terminan…

…porque vivir en la ciudad: No es vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: