Skip navigation

Monthly Archives: septiembre 2009

Hoy vuelvo a caminar sola, como tantas veces, solo que hoy añoro tu esencia, que me ha acompañado día y noche durante el último mes de nuestras vidas. Esta noche antes de cerrar los ojos, despierto con la certeza de que nada es eterno, y que los cambios son los que nos llevan día tras días hacia nuestra propia forma de suponer la realidad.

Hace días que pisé al fin este suelo, que terminó el sueño, que se apagó el cielo, pero hasta que tú no has empezado a marcharte he llegado a pensar erroneamente que el curso de la historia no siempre es efímero, y que los momentos perfectos pueden existir para siempre.

Pero con añoranza, con esperanza, con los recuerdos del ayer y las promesas del mañana, esperaré a que despierte un nuevo día, en el que tan sólo la carretera y nuestros nuevos sueños nos lleven de nuevo a pasear junto al Sena, o a observar un contraluz cuando el sol se apaga. Volveremos a subir a lo más alto y a sentir el entre los labios el dulzor del hielo derretirse bajo el giro constante de la noria, y cuando desde el carrusel de la ignorancia observemos al infinito los arcos de la victoria, la promesa de un nuevo verano nos ayudará a abrazar las cálidas noches de septiembre.

Anuncios