Skip navigation

No es noche lo que ahí afuera me espera, aunque el sol se esconde en algún punto infinito del cielo, oculto por la densa capa de nubes que lo envuelve. No es una sonrisa lo que hoy observo en el espejo, porque agotada me rindo al cansancio que se ha adueñado de mi cuerpo, y me pide más y más cama. No existe analgésico legal para la debilidad que me consume, y aunque atrás quedaron los días en que la enfermedad se aliaba con la fiebre para dominarme, hoy las brasas de aquel fuego todavía me queman, y a plomo caen mis sentidos sobre cualquier superficie plana.

No es noche lo que ahí me espera, aunque en la oscuridad fría desperté sola y desarropada, y en esa noche cerrada el tic-tac me dio una tregua de varias horas para despertar una vez más con ansias de un nuevo día, pero al alba, cuando el canto desafinado del reloj me avisó de la llegada de la luz, la busqué entre las tinieblas sin encontrarla, y sin buscartelo encontré entre mi destino, al sopor que con sus sábanas negras me envuelve, y me arrastra de nuevo hacia el abismo.

Anuncios

One Comment

  1. Hola Esther. Son las 9.14 de la mañana del 2 de Enero y estoy en el trabajo después de 5 días de gripe. Eso mismo que tu dices, lo siento yo ahora. Estoy que no estoy vamos. Vamos a darnos ánimos mutuamente. ¡Ánimo!.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: