Skip navigation

Me muevo con desgana por el ecuador del mes de agosto, entre la mitad de las vacaciones disfrutadas y las que todavía me quedan por vivir, con la ligera tristeza de mirar hacia Cádiz con nostalgia, porque no se qué tiene esa tierra que me engancha, aunque intentando mirar hacia delante porque todavía nos queda mucha carretera por la que viajar antes de volver a casa, y poco a poco nuestro 206 recorre la costa lentamente, parando cada día en un lugar distinto, para no notar que me acerco de nuevo a Zaragoza.

Si ahora miro a través del cristal de mi ventana, veo el mar Mediterráneo, besando suavemente la arena de las playas de Almería. Si miro a través del tiempo, veo que los segundos se me van escapando de entre las manos, y me gustaría poder detenerlos por un instante, para conseguir eternizar estos días de ocio que tanta falta me hacían y que se pierden a una velocidad vertiginosa…

Y mientras tanto, pensando en todo lo que me llama para que vuelva a casa, busco entre las páginas el resultado de la lotería primitiva de la semana pasada, porque quizá con suerte, pueda alargar los días de calma indifinidamente… aunque como no cuento demasiado con eso, confío en que a mi vuelta, como cada año, consiga que merezcan la pena los 11 meses de sueños, que quedarán por delante hasta las próximas vacaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: