Skip navigation

Ayer te busqué,
oculta entre las sombras de la noche,
como quien busca un sueño que desapareció un día.

Ayer, por primera vez, te sentí tan cerca…
la luna me susurró que tú también lo sentías,
y cruel el viento hoy otra vez nos separa.

Nunca volveré a encontrarte
en las invisibles palabras
que me hablan sin decir nada.

Nunca olvidaré que mi alma,
se ha perdido entre  tus versos
en algún lugar entre el infierno y el cielo.

Y como cada mañana,
mientras soñamos despiertos
con la utopía de inventar un mundo nuevo,
hallaremos la armonía perfecta
y sucumbiremos a nuestras ilusiones
en nuestro propio universo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: