Skip navigation

No quise mantenerme despierta hasta la madrugada, no quise perder los sueños que podría haber tenido. Intenté respirar hondo y dejar de buscar las sombras que se esconden entre la oscuridad, pero el resplandor azul que suavemente me ilumina desde el interruptor apagado parece más luminoso que nunca y no me deja dormir. Los días son eternos, pero pasan por delante de mi sin poder llegar a sentirlos, en menos tiempo de lo que tarda una gota de lluvia en caer al suelo. Las noches vuelan en un abrir y cerrar de ojos, por eso hoy los mantengo abiertos, para intentar dilatar las horas que quedan hasta la hora de levantarme.

Mañana, como cada mañana justo a las 7:13, Bizarre Love Triangle me recordará desde mi teléfono móvil que hoy ya debería estar dormida, y el despertar se hace más difícil en cada nueva jornada. Mañana, cuando me arrastre bajo el agua templada, lamentaré haber perdido el sueño, haber perdido el tiempo, haber soñado con poder prorrogar el momento de ver llegar un nuevo día. Un nuevo día igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: