Skip navigation

Travis – Follow The Light

Creo que he escuchado cantar a los pájaros, debe ser de día. No, no puede ser de día porque acabo de acostarme, y entre otras cosas porque cerca de mi casa no hay pájaro alguno que cante, así que puede que lo haya soñado. Lo vuelvo a escuchar, y esta vez intento fijarme bien, es el chirriar de los frenos de un autobús que pasa por la avenida; así que vuelvo a mi pensamiento inicial, debe ser de día. Pero hoy es sábado, debería aprovechar y quedarme en la cama hasta tarde… tras 3 o 4 infructuosas vueltas saco una mano de entre las sábanas y consigo iluminar el móvil. Las 8:09, demasiado pronto para levantarse, calculo que no habré dormido más de cuatro horas. Hago como que me duermo, pero no hay forma, vuelvo a mirar la hora, las 8:16. No debería despejarme tan temprano, pero ya es tarde, ya estoy despierta.

Con un suspiro perdido me giro hacia Carlos y le doy un beso; se acomoda entre las sábanas y murmura algo ininteligible. Me levanto de la cama. La visita al ordenador es mi primera parada, y el resultado, nada. Echo un vistazo a los mails y entro en el messenger a ver si alguien me hace compañía, pero estoy sola. Tal vez no hayan puesto las calles todavía. Entre fotos, entre foros, entre cd’s y canciones vuela una hora, y aparece Carlos con cara de sueño y el pelo despeinado. Como hoy el tic-tac está de nuestra parte, el bar con nuestro croissant recien hecho nos espera.

Volvemos a casa. Me meto bajo el chorro de la ducha hidromasaje a una temperatura más bien alta; y aprovechando que hoy tiempo no me falta, estoy más de 30 minutos bajo el agua. Tras recomponer el pelo con una sesión de secador + plancha nos acercamos a la obligada visita-despedida de nuestras 20 visiones del Casco Histórico de Zaragoza, y una punzada de nostalgia me recuerda que hoy se acaba. Terraza y coca-cola, hoy da gusto estar al aire libre. Comida basura, pero menos basura de la que acostumbro, nota mental, llamar al médico lo antes posible, el estómago me está matando. Deambulando por las estrechas calles del casco, como quien no lleva rumbo fijo,aunque guiados por Javi y Diana que son los que nos llevan hasta allí, llegamos hasta el Plata. Nunca creí que viajar en el tiempo fuera tan sencillo, de repente hemos aterrizado en algún lugar perdido entre los años 20 y los 70, y el escenario, las columnas de espejos y los colores chillones nos saludan al entrar. El espectáculo, el ambiente, el lleno absoluto, las coristas, los strippers, es difícil recordar que al otro lado de la puerta, brilla el sol.

Son casi las seis, todavía me queda un rato para dormir la siesta, esta noche va a ser larga. El esmalte de uñas no se ha secado, tendré que esperar un rato más antes de acostarme. Me dejo caer en la cama, y creo que consigo dormir durante casi 10 minutos seguidos, pero alguien me despierta para recordarme que España juega mañana, y que hoy me toca jugar a mi. Las siete… estoy agotada, ¿dónde quedaron mis ganas de dormir? Esparciendo todos mis cosméticos por el lavabo consigo hacerme un maquillaje bastante aceptable, con pinta de ser eterno, y salimos volados hacia el punto de encuentro. Media hora de espera allí y otra media de espera en el restaurante, comienza el espectáculo.

La cena la recuerdo con trazos difusos, vino, comida, vino, más comida, vino, agua, más vino… ni siquiera me atrevo a probar el postre, porque no creo que consiga trazar una linea recta desde el plato hasta mi boca. Tras asegurarme de no haber dejado ninguna botella viva, me despido de los restos de mi copa para cambiar de aires.

Más esperas, empieza a ser agobiante, y La Tierra gira cada vez más deprisa. Cuando consigo sentarme en un portal todo se estabiliza un poco, pero no me creo capaz de volver a levantarme. Mantengo momentos intermitentes con una romántica farola, y tras una conversación con Santi, y con la gente que entra y sale con la copa en la mano, consigo levantarme, una botella de agua me devuelve a la vida, y llegamos al Oxígeno con ganas de fiesta. José Miguel contra todos, todos contra la música, las copas bailan, pero yo ya no bailo con ellas, y el pum-pum-pum es casi hasta agradable. Salida, vueltas, decisiones, camino, vuelta, más decisiones, nos cierran la puerta de nuestra última opción elegida, y Javi y Begoña ofrecen su casa como refugio. Aqui me dejo llevar por Morfeo, y el sofá me acuna durante un rato, no sabría decir cuanto. Carlos se sienta a mi lado, me mira y me sonríe, le conozco tanto que con eso me basta para saber que ya quiere marcharse, hoy trabaja, y dormir es lamentablemente necesario. Despedidas, largas, cortas, a presidentes y a ministros, al resto de componentes y de readmitidos, caminata bajo el sol hasta el taxi más cercano.

7:43, Llegada a casa, meto la cabeza bajo el grifo y me pongo el pijama 8:16, nota mental, debería dejar constancia de este día para que no se olvide. 8:17, mejor lo escribo ahora antes de que me venza el cansancio. 8:41, publicado. 8:42… Última parada: CAMA.

Anuncios

2 Comments

  1. Desde luego, este fin de semana ha sido memorable. Me hubiera gustado quedarme con vosotros un rato más. Aunque soy consciente de mis limitaciones, y si tu te depertaste a esas horas de la mañana, yo lo hice una hora y media antes. (Problemas de los primeros días de verano). Jamas fue con mi naturaleza el dormir siesta y luego está el prblema de mis pies…

    Además, luego venían los compromisos familiares, y un entierro, es algo difícilmente eludible, a pesar de tener puntos de surrealismo que desde luego, solo encuentro en Teruel. (nota mental: cuándo casi todo a mi alrededor parece inventado por un guionista extravagante, debe ser que el que está fuera de lugar soy yo.)

    Pero muy a gusto me hubiera quedado con vosotros de seguido hasta el partido de España si es preciso.

  2. Uhmmmm… Da que pensar que después de publicado y metida en la cama seas capaz de escribir aún una última frase. ¿Qué clase de Wifi tienes en el almohadón?

    Es bromaaaa.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: