Skip navigation

Hay algunos momentos en la vida, que no tienen por qué ser demasiado importantes, que a lo mejor pronto se olvidan, que van quedando atrás, pero son esos pequeños momentos los que te hacen sonreír. Un café con una amiga, un momento a solas con tu pareja, una charla original con alguien que ni siquiera conoces, son instantes perecederos, risas momentáneas, intervalos de tiempo en los que te sientes relajado y te encuentras bien. Siempre quedarán en tu memoria, escondidos en algún lugar de tu cabeza, junto a los recuerdos casi inconscientes de los buenos ratos que hemos pasado leyendo un libro interesante, viendo una película en el cine, o recordando esos sueños que te hacen sonreír al despertar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: